Seleccionar página

Una historia de dos casos: uso de iniciativas de múltiples partes interesadas en la promoción

Estudio de caso 1: Golden Veroleum Liberia

Un ejemplo en el que los defensores de la comunidad pudieron usar con éxito una iniciativa de múltiples partes interesadas para apoyar los objetivos de la comunidad es el caso de Golden Veroleum Liberia (GVL). GVL es una de las empresas de aceite de palma más grandes del mundo. En 2010, GVL firmó un contrato de arrendamiento de 65 543,600 acres de bosques por XNUMX años para desarrollar plantaciones de aceite de palma en Liberia. Para dar cabida a estas operaciones, GVL despejó tierras que albergaban bosques comunitarios y sitios sagrados. También destruyeron tierras de cultivo y contaminaron las fuentes de agua locales, amenazando la salud, los medios de subsistencia y la cultura de las comunidades locales. Los residentes locales que denunciaron estos abusos fueron hostigados, amenazados y detenidos sin cargos.

Los defensores de la comunidad recurrieron primero a la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO), la iniciativa de sostenibilidad de múltiples partes interesadas y el esquema de certificación en la industria del aceite de palma. GVL era miembro certificado de la RSPO. En 2012, organizaciones liberianas presentaron una queja ante el mecanismo de quejas de la RSPO para cuestionar la certificación de la empresa y su membresía en la iniciativa. La certificación RSPO era muy importante para GVL, porque muchos de los principales clientes de la empresa, como Unilever y Cargill, se comprometen a comprar únicamente aceite de palma certificado por RSPO. En respuesta a la denuncia, la RSPO dio una orden de "parada de trabajo" a GVL, impidiendo que la empresa expandiera aún más su plantación de aceite de palma, protegiendo 513,500 94 acres (alrededor del 2018 % del arrendamiento) de bosque de la deforestación. GVL apeló la orden de suspensión de trabajos y en XNUMX RSPO rechazado Apelación de GVL, reiterando el hallazgo de que GVL no cumplió con los estándares de consentimiento libre, previo e informado (CLPI) en los Principios y Criterios de la RSPO. En respuesta, GVL renuncia el esquema de certificación.

En total, el proceso de queja y apelación tomó casi siete años. A lo largo de esos siete años de decisiones, investigaciones y apelaciones pendientes por parte de la empresa, las ONG locales mantuvieron la presión pública a través de actividades de promoción complementarias, como la divulgación en los medios y la interacción con los compradores. Esto mantuvo a GVL bajo el escrutinio de sus clientes y pares en la industria, lo que finalmente contribuyó al éxito del caso. También mantuvo la presión sobre la RSPO. Al hacer del caso una prueba de muy alto perfil de la credibilidad de la RSPO, creó un incentivo para que la iniciativa manejara el caso de manera efectiva.

En 2018, el mismo año en que GVL renunció a RSPO, un grupo de ONG - Amigos de la Tierra EE. UU., Milieudefensie (FOE Países Bajos) e Instituto de Desarrollo Sostenible (SDI) de Liberia - comprometido una segunda iniciativa de múltiples partes interesadas sobre GVL: el Enfoque de alto contenido de carbono (HCSA). HCSA se creó para garantizar que las empresas de aceite de palma cumplan con sus compromisos de "no deforestación" y respeten los derechos y medios de subsistencia de la población local. Después de varios años, HCSA acordó crear un panel de quejas independiente y realizar una investigación sobre GVL. En 2021, la HCSA publicó su informe final sobre GVL, que Concluido que GVL había talado bosques protegidos y violado el derecho de las comunidades al CLPI. En respuesta, la empresa suspendido más desarrollo de la tierra hasta que creó un plan de sostenibilidad para ser revisado por HCSA.

Al igual que RSPO, el caso HCSA tardó casi cuatro años en completarse. A lo largo del proceso, las ONG que presentaron la denuncia se involucraron en una defensa pública sostenida en torno al proceso. Por ejemplo, el mismo mes en que presentaron la denuncia ante la HCSA, las ONG publicaron una reporte que describió los abusos ambientales y de derechos humanos por parte de GVL al tiempo que destacó a todos los actores principales (financieros, inversores y clientes) vinculados a su producción de aceite de palma. Abogó por que estos financistas, accionistas y compradores usaran su influencia para crear cambios dentro de GVL. También lanzaron una estrategia campaña en los medios llamando a la empresa y sus inversores, financistas y compradores; y envió varios públicos letters pedir a los actores de la inversión y la cadena de suministro que corten los lazos financieros con la empresa. No hay duda de que estas estrategias contribuyeron al resultado positivo del proceso de denuncia.

Si bien estos dos procesos de denuncia no fueron perfectos y en ocasiones se sintieron largos, ineficaces y sin esperanza para los denunciantes, las ONG trabajaron estratégicamente para obtener un resultado favorable. Estos dos estudios de caso demuestran cómo los procesos de quejas de iniciativas de múltiples partes interesadas pueden servir como una pieza útil de un rompecabezas más grande de defensa complementaria, y cómo los grupos de la sociedad civil pueden movilizarse en torno al proceso de quejas para mantener la presión tanto en la iniciativa de múltiples partes interesadas como en la empresa. .

Desafortunadamente, estos dos ejemplos exitosos son la excepción y no la regla. Consulte el Estudio de caso 2 para ver un ejemplo de una queja manejada de manera ineficaz por una iniciativa diferente de múltiples partes interesadas.

Estudio de caso 2: Mitr Phol en Camboya

Este segundo estudio de caso proporciona un ejemplo menos positivo, en el que una iniciativa de múltiples partes interesadas manejó mal una queja y optó por proteger los intereses comerciales en lugar de promover prácticas sostenibles genuinas entre su empresa miembro.

El caso involucra a la compañía azucarera tailandesa Mitr Phol. En 2008 y 2009, más de 2,000 familias en 26 aldeas de Camboya fueron desalojadas violentamente para dar paso a las plantaciones de azúcar de la empresa. El peor de estos impactos ocurrió en un pueblo llamado O'Bat Moan, donde unas 100 casas fueron quemadas hasta los cimientos, dejando a muchas familias sin hogar.

Meses después de los desalojos forzosos, y mientras cientos de familias seguían desplazadas y empobrecidas, Mitr Phol fue admitida como miembro de la iniciativa de múltiples partes interesadas para la industria azucarera, ahora conocida como Bonsucro. La iniciativa reclamaciones dedicarse a reducir los impactos ambientales y sociales de la producción de caña de azúcar a través de su estándar, que aborda aspectos como los impactos en la biodiversidad y los derechos humanos. Bonsucro tiene un mecanismo de quejas para atender las denuncias contra los integrantes de la iniciativa.

En 2011, grupos de la sociedad civil camboyana que representan a las comunidades afectadas presentaron una denuncia contra Mitr Phol ante el mecanismo de Bonsucro y fue aceptada. Sin embargo, en lugar de cooperar, Mitr Phol retiró su membresía en la iniciativa. Cuando esto sucedió, Bonsucro dijo que si Mitr Phol quería volver a unirse a la iniciativa, tendría que volver a participar en el proceso de resolución de quejas. Sin embargo, cuando Mitr Phol volvió a solicitar su membresía en 2015, Bonsucro aceptó a la empresa, ahora con nuevo personal, sin ningún requisito de cooperar y resolver las quejas de los reclamantes. Los querellantes y sus simpatizantes de la sociedad civil se defendieron y presentaron otra queja en 2016. Dos años después, el directorio de Bonsucro despedido el caso con una breve declaración citando la falta de evidencia de que Mitr Phol violó el Código de Conducta de Bonsucro.

En este caso, Bonsucro no manejó la denuncia de manera adecuada ni se aseguró de que su empresa miembro, Mitr Phol, remediara los abusos de derechos humanos pasados ​​y actuales.

Junto con la denuncia, defensores de la sociedad civil, incluido Inclusive Development International, publicaron el tema lanzando una campaña dirigido a los principales compradores de Mitr Phol, Coca Cola, Marte Wrigley, Hacerse un nido, Corbion e Pepsi. Las ONG se pronunciaron públicamente en contra del manejo de la denuncia por parte de Bonsucro, incluso publicando Blogs y obteniendo una importante cobertura mediática. Finalmente, las organizaciones de la sociedad civil presentaron una queja con el Punto Nacional de Contacto del Reino Unido contra la propia Bonsucro por no respetar sus propias responsabilidades en materia de derechos humanos en su mal manejo del caso Mitr Phol y proporcionar cobertura a un miembro importante de la empresa.

MÁS ESTUDIOS DE CASOS

Pastores mongoles buscaron remedio a través del diálogo con una empresa minera

Los pastores mongoles buscaron remedio a través del diálogo con una compañía mineraA pesar del enorme desequilibrio de poder y los intereses arraigados, los pastores nómadas utilizaron...

Familias camboyanas desplazadas utilizaron la revisión de cumplimiento para obtener una compensación atrasada desde hace mucho tiempo

Familias camboyanas desplazadas utilizaron la revisión de cumplimiento para asegurar una compensación atrasada en 2014, años de trabajo de campaña y defensa dieron sus frutos...

Las comunidades camboyanas utilizan el punto de contacto nacional de Australia para llegar a un acuerdo innovador con el banco ANZ

Las comunidades camboyanas utilizan el punto de contacto nacional de Australia para llegar a un acuerdo innovador con ANZ BankCasi seis años después de presentar un...

Defensa de los accionistas en la campaña Vedanta

Defensa de los accionistas en la campaña Vedanta La montaña Niyamgiri en el estado de Orissa, India, es el hogar ancestral de uno de...

Evaluación del impacto de las plantaciones de caucho en los derechos humanos en Ratanakiri, Camboya

Una evaluación del impacto sobre los derechos humanos de las plantaciones de caucho en Ratanakiri, CamboyaInclusive Development International y Equitable Cambodia comenzaron a trabajar en 2013...

Responsabilizar a una empresa azucarera tailandesa por el acaparamiento de tierras: una campaña legal y de defensa de varios frentes

Responsabilizar a una empresa azucarera tailandesa por el acaparamiento de tierras: una campaña legal y de defensa de varios frentesLa década de 2000 vio una tendencia alarmante...

Una historia de dos casos: uso de iniciativas de múltiples partes interesadas en la promoción

Una historia de dos casos: uso de iniciativas de múltiples partes interesadas en la defensa Estudio de caso 1: Golden Veroleum Liberia Un ejemplo en el que los defensores de la comunidad fueron...

Tras el aceite de palma de una plantación nociva en Indonesia

Tras el aceite de palma de una plantación nociva en IndonesiaEn West Sulawesi, Indonesia, una subsidiaria de Astra Agro Lestari, PT...

Descubriendo la participación del Banco Mundial en una mina de oro de África occidental

Descubriendo la participación del Banco Mundial en una mina de oro de África Occidental En 2017, Inclusive Development International investigó AngloGold Ashanti,...

Descubriendo la cadena de suministro de una planta de carbón en Costa de Marfil

Descubriendo la cadena de suministro de una planta de carbón en Costa de MarfilEn el suroeste de Costa de Marfil, en una ciudad portuaria llamada San...

Descubriendo a los accionistas de una empresa minera canadiense que opera en África Occidental

Descubriendo a los accionistas de una empresa minera canadiense que opera en África occidentalEn Burkina Faso, una empresa canadiense llamada Orezone Gold...

Descubriendo a los prestamistas de una empresa minera sudafricana

Descubriendo a los prestamistas de una empresa minera sudafricanaInclusive Development International apoyó a las comunidades afectadas por una mina de oro en Guinea que está...