Seleccionar página

Desarrollo de estándares de inversión chinos en el extranjero

Foto: Puente de la autopista Xiaomo de China en construcción entre la ciudad fronteriza de Laos y Yunnan, China (por Stanley Dullea)

La inversión extranjera de China aumentó rápidamente desde alrededor de 2004. Desde entonces, las empresas y los financistas chinos se han enfrentado a una pronunciada curva de aprendizaje. Muchas empresas con poca o ninguna experiencia operando en el extranjero se involucraron en grandes proyectos en países con los que no estaban familiarizadas. Si bien algunos implementaron proyectos en el extranjero sin mayores problemas, otros no estaban preparados o no pudieron abordar los problemas que surgieron. En algunos casos, esto ha provocado daños sociales y ambientales, conflictos con la población local y otros problemas, todo lo cual ha causado daños a la reputación, ya veces financieros, de los inversionistas chinos y del estado.

En respuesta, los reguladores chinos y las asociaciones industriales afiliadas al gobierno han tomado medidas para desarrollar estándares para las empresas y los financistas que operan en el extranjero. Hasta el momento, no existen leyes que rijan las inversiones en el extranjero por parte de empresas chinas, pero se está desarrollando un sistema regulatorio. Existen varias normas administrativas vinculantes que se aplican a las inversiones chinas en el extranjero, aunque las disposiciones sobre protección social y ambiental suelen ser básicas y no vinculantes. Empresas de propiedad estatal necesidad de seguir procedimientos regulatorios adicionales.

En la actualidad, las políticas de mayor peso administrativo que rigen la inversión en el exterior son en su mayoría reglas departamentales realizados por ministerios, encargados en virtud del Consejo de Estado, junto con otras agencias con funciones administrativas directamente bajo el Consejo de Estado. Estas normas están respaldadas por un gran número de documentos normativos, como "opiniones orientativas" o "directrices" emitidas por departamentos gubernamentales. Muchos de ellos incluyen principios importantes como buscar el beneficio mutuo, cumplir con las leyes y regulaciones locales, proteger los derechos de los empleados y el medio ambiente y cumplir con las responsabilidades sociales. Hay un énfasis creciente en la gestión de riesgos ambientales y sociales, alentando a las empresas a hacer referencia a estándares internacionales y buenas prácticas. El énfasis en preservar la imagen y reputación corporativa de China refleja preocupaciones sobre el riesgo reputacional. Si bien la mayoría de estos documentos normativos no son obligatorios y no contienen mecanismos de aplicación, algunos de ellos contienen disposiciones que tienen fuerza vinculante y deben ser observadas por los inversores, según los artículos de aplicación que los respalden.

Estos documentos normativos, especialmente los emitidos por autoridades de alto nivel, reflejan las preocupaciones y la voluntad política de los legisladores chinos. En algunos casos, las opiniones orientativas y las pautas pueden ser el comienzo de un proceso de construcción de un sistema regulatorio, y las políticas obligatorias pueden desarrollarse más adelante para respaldar su implementación.

Una tendencia emergente en la gobernanza china de la inversión extranjera es que el enfoque ha pasado de la aprobación previa a la inversión al control y la regulación posteriores a la inversión. El gobierno chino está fortaleciendo sus sistemas de informes y monitoreo, lo que potencialmente podría crear oportunidades para que los defensores de la comunidad brinden información desde el terreno para alimentar dicho monitoreo.

La guía específica del sector ha sido emitida por asociaciones industriales para sectores que incluyen minería y minerales e silvicultura y agricultura. Estos documentos de orientación son menos influyentes que las pautas gubernamentales, ya que los organismos emisores no son instituciones estatales, pero generalmente incluyen estándares más detallados y más altos que las políticas gubernamentales. Las políticas gubernamentales recientes señalan un papel cada vez mayor de la "autorregulación" por parte de las asociaciones industriales basadas en códigos de conducta específicos del sector para fortalecer la gobernanza general de la inversión china en el extranjero.

Las siguientes secciones describen algunos de los principales estándares y lineamientos generales actualmente vigentes que se aplican a los proyectos chinos en el extranjero y destacan los artículos clave relevantes para garantizar el respeto de los derechos de la comunidad y la protección del medio ambiente.

Todas las directrices y políticas a las que se hace referencia se pueden encontrar aquí.

Consejo práctico: uso de estándares chinos

Muchos de los estándares ambientales y sociales incluidos en esta guía son básicos, tienen disposiciones limitadas para su aplicación y no incluyen mecanismos de reclamación. Esto significa que no se pueden usar solos para responsabilizar a las partes interesadas.

Pero eso no significa que los estándares no sean valiosos. El desarrollo de estos estándares indica que existe cierto nivel de compromiso dentro del estado chino y las asociaciones industriales para mejorar la calidad de los proyectos en el extranjero y la imagen de los inversionistas chinos. Es importante destacar que hay un enfoque cada vez mayor en el seguimiento de proyectos.

Estos estándares también brindan legitimidad y canales para que los defensores de la comunidad informen sobre incumplimientos y quejas a las autoridades chinas. A largo plazo, esto puede a su vez informar el desarrollo en curso del sistema regulatorio y las políticas futuras.

Al familiarizarse con estos estándares, podrá tener una mejor idea de qué temas son prioritarios para el estado chino, qué temas preocupan a las distintas instituciones estatales, qué tipo de lenguaje utilizan y qué se espera de las empresas y empresas chinas. bancos cuando están involucrados en proyectos en el extranjero. Hacer referencia a estos documentos estratégicamente en su compromiso con las partes interesadas chinas podría ayudar a fortalecer su mensaje.

Si encuentra que una empresa china, inversor or financiera no ha seguido las directrices o políticas pertinentes:

  • Puede consultar las normas cuando plantee sus inquietudes directamente a la empresa o al banco.
  • Puede consultar los estándares en las comunicaciones con las instituciones estatales chinas pertinentes.
  • Si no obtiene una respuesta adecuada, podría considerar publicar la información a través de los medios de comunicación o un informe para llamar la atención del público sobre los daños del proyecto y el incumplimiento de los estándares por parte de los actores.
Recuerde que estos estándares no sustituyen a las empresas chinas que siguen las leyes y reglamentos del país anfitrión. De hecho, las empresas pueden estar sujetas a sanciones adicionales por parte de las autoridades chinas si violan las leyes o reglamentos del país anfitrión. Por esta razón, es muy importante analizar el cumplimiento del proyecto con las leyes de la nación anfitriona. Si puede demostrar claramente que un proyecto infringe las normas locales, estará en una posición más sólida para llamar la atención de las partes interesadas chinas y abogar por que se aborden las inquietudes.